30 mar. 2017

Mi experiencia DiverXo



Hola de nuevo mi gente, aquí ando tras un gran parón… lo sé os tengo algo abandonados,  pero con varias ideas en el horno cocinándose…, nada mejor que volver a las andadas y contaros mi experiencia en mi primera vivista a un restaurante con 3 estrellas Michelín! Locura asegurada!

Os adelanto que no va a ser una entrada de crítica negativa al restaurante o hacía su chef, por lo que si esperáis recibir dicha satisfacción…esta no es vuestra entrada, gracias por vuestra visita (que ya me ha contado por cierto) y nos vemos en la siguiente. También tengo el deber de deciros que si alguno tiene la intención ir dentro de poco (o mucho) y no quiere que le haga un “spoiler” de lo que se va a encontrar que abandone ya esta entrada… no quiero que luego se me tache de que os he jodido vuestra experiencia en el restaurante etc etc y subiré fotos de los platos y un poco el desarrollo del “xow” de este sitio… aunque por lo que me dijo el “maitre” del restaurante… los platos/menús van cambiando y actualizando y cada día no se hacen los mismos menús ni el mismo “xow”.

Pues bien, os cuento desde el principio. El pasado 20 de septiembre, si 20 de septiembre de 2016 (5 meses antes de acudir), decidí apuntarme a la lista de espera del restaurante de Dabiz Muñoz, “DiverXo” para bien el sábado 11 de febrero o 18 de febrero de 2017 para cenar. Mi novia y yo buscábamos una excusa para ir, y que mejor excusa que la proximidad de mi cumpleaños a esas fechas para celebrarlo por todo lo alto.
Sin tenerlo en mente realmente, puesto que teníamos también reserva ya prácticamente segura para marzo de 2017… teníamos un fin de semana programado que se vio alterado en cuestión de segundos, el jueves 9 de febrero recibí una llamada a la hora de la comida: “que si quería ir a cenar el sábado al restaurante DiverXo” me dijeron… no pude más que ponerme algo nervioso, decir que me diesen un par de segundos para reorganizar el fin de semana con mi novia, hiciese las llamadas pertinentes y devolver la llamada y efectivamente, así lo hice. A los tres minutos, tras hablar con mi novia y decirme “que sí”, anulamos algunos planes, devolví la llamada al restaurante y confirmamos la asistencia al mismo haciendo un pago por adelantado de 60 € por persona para vincularnos con la reserva ya si o si, decir que este precio abonado para confirmación de la reserva después se descuenta del precio final.
Ya el sábado, con reserva programada a las 22.15 h cogimos el coche y acudimos a la calle Padre Damián, como temíamos que no se pudiera aparcar lo que hicimos es ir con tiempo de sobra que tuvimos que aplicar en tomarnos una caña en un bar de la zona. El restaurante se encuentra en los bajos del Hotel Eurobuiding, Calle Padre Damián 23.
El restaurante goza de dos menús, uno de 14 platos por 185 € y otro de 21 platos por 225 €, más que platos lo denominan Lienzos ya que el Lienzo puede contener varios platos o secuencias de los mismos.
No os preocupéis por el precio del pan, puesto que no hay y el agua y café no está incluido en el precio que os dicho anteriormente. 


El restaurante es una pasada, una vez dentro nos reciben para dejar en guardarropa abrigos y paraguas, subes unas escaleras y entras en la sala del restaurante, preparada más o menos para unos 35 comensales, una mesa baja en el centro de la sala donde los camareros se nutren para servir y atender, las mesas realmente son “boxes” cerrados con una cortina negra y en la cual entras y te quedas prácticamente a oscuras a luz de unas velas y los ojos del gato de Alicia en el País de las Maravilla reflejados en su interior, como si alguien te observase, y tras sentarte y atenderte el “maitre” y camareros, comienza el “XOW”:




Atención Spoiler! A partir de ahora hay fotos de los platos!
 


Lienzo 1; este plato titulado “Viva México” no puedo más que trasladarnos a mi novia y a mí a las tierras en donde en el agosto pasado estuvimos disfrutando de un gran viaje, unos pequeños bocados que realmente hicieron que nos trasladásemos otra vez a nuestro viaje que hicimos 6 meses atrás. El mejor bocado fue sin duda el Sandwich de rabo de toro con mole negro, espectacular.





Tras la terminación de este lienzo, el cual se realiza todo “encerrado” en el box, nos vienen los camareros y con un “bienvenido a DiverXo” te abren entera la cortina y te demuestran ya el restaurante en su plenitud. (Que previamente ya has visto, pero bueno...)


Lienzo 2; Una vichyssoise de espárragos blancos con cochinillo asado con mantequilla de búfala tostada.


Lienzo 3; Atún rojo a la brasa con fetuccini del mar al pesto de sisho y lima, con huevos de codorniz y todo ello con la pipa que hace que tengas que tomar un traguito y combinar por bocados como comer este plato.


Lienzo 4; El famoso Whopper de DiverXo, espectacular royal de pato con especias chinas. Sus peculiares patatas fritas espectaculares.

Lienzo 5; Gamba con gazpacho y croqueta líquida…para chuparse los dedos! Y nunca mejor dicho.


Lienzo 6; Mi favorito!  Comida China!!! 4 platos dentro de este lienzo que sin duda alguna el mejor fue el Dim Sum o mejor dicho: mollete al vapor remojado en leche de oveja y su piel con maíz tostado, para saltarse las lágrimas… 

Lienzo 7; Angulas en wok con salsa de ostras, un plato curioso y una manera diferente de disfrutar el sabor tan característico del “wok”.


Lienzo 8; Solomillo de buey, con setitas y con un sabor a estofado en wok, un plato curioso, sobre todo en su manera de presentarlo que no se por qué me recuerda al especial “k” del anuncio de unos cereales…


Lienzo 9; Un plato curioso y riquísimo, pez raya con ajos, kimchi casero y una salsa súper sabrosa.


Lienzo 10; Otro gran plato (el último salado), que realmente son dos platos. En la “X” tenemos un Ossobucco milanesa de buey y un tomatito asado y en la “O” un Ravioli al azafrán con trufa negra deliciosa.


Lienzo 11; entramos en los postres, el primero que es curioso cuanto menos, lo llaman cola de pantera rosa, y lo más característico de esta crema de dulce de lecha es que tiene leche de oveja y…. petas zetas!!!


Lienzo 12; Algodón helado con moras, violetas y albahaca… un sabor fuerte y fresco. La segunda parte es un pequeño bocadito de ese algodón helado, un plato curioso también.


Lienzo 13; Croissant, galletas blancas y sésamo negro, el pequeñín croissant estaba totalmente delicioso.

Lienzo 14, ya para terminar una tarta de guayaba, chocolate blanco, albahaca y mil ingredientes… pero no os imagináis a que sabía… ¿os acordáis del chicle boomer? Pues el sabor era igual igual igual que el chicle! Muy curioso.






Para concluir, café (normalito) y la cuenta (ojo menudo palo), que ya que estamos también os la enseño.



Algunos se que pensaréis que los platos no son muy grandes ni de mucha cantidad, recordad que son 14 platos… con hambre no se sale del sitio. Quizá si reservas para comer, el de 21 platos (menú largo) sea más lógico y propicio cogerlo, pero os aseguro que con 14 no creo que salgáis con hambre, yo suelo comer bien y salí plenamente satisfecho tanto con cuantía de comida como, obviamente, la calidad y sabor de la misma… algo totalmente único y sabiendo que a quien le guste comer va a disfrutar esta experiencia con total seguridad. 



Seguiré dando la guerra que pueda con más cositas, aunque sea de pacuas a ramos :(

Nos vemos!
Jorge